IESS y el el juicio de las muelas


IESS.jpg

Escribo enojada hasta las muelas, como asumo debería estar todo ecuatoriano, hasta el más zen, por todo la podredumbre pública de los que un día se cobijaron bajo el slogan de las manos limpias…y ya saben el resto. Pero no hablaré del caso Odebrecht, hablaré de un proceso tan kafkiano como el de conseguir librarse de las muelas del juicio en nuestro sistema de salud.

Trataré de resumir, pues sé que cualquiera que ha pisado un hospital público sabe de estas penurias.  Resulta que en el 2015 me salieron los terceros molares, y pues cuando estaba en pleno dolor empecé a tramitar un turno en el IESS, turno que no llegó hasta tres meses después (cuando ya me había atendido con un médico particular y las molestias mayores habían pasado).  Igual separé la cita consciente de que debía someterme a una cirugía, y ya sería el colmo pagar por ella cuando me descuentan mes  a mes $138, 77, y lo máximo que se recibe en medicinas cuando uno enferma, por lo general, es paracetamol y suero oral.

En el hospital del IESS de Portoviejo me indicaron que no había cirujano y que por tanto me transferían al Hospital General Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta. Conseguir que agende la cirugía en este último hospital tomó otras semanas más. Tocó hacerme exámenes en laboratorios particulares porque dijeron que no había cómo hacerlo en el Rodríguez Zambrano.  Llegó el día de la cirugía, al ingresar al hospital vi que todo estaba paralizado, justo ese día se realizó un simulacro en la casa de salud, y pues chao cirugía.  Aunque tenían mis datos, nadie llamó a avisar que se había suspendido la intervención, que había que reprogramar, y menos pedir disculpas, eso no existe.  Confieso que ya no tenía paciencia, ni permiso en mi lugar de trabajo, para perder más días en el reinicio del proceso para conseguir una cirugía.

Este año las muelas me han recordado que este no es un juicio que pueda quedar pendiente, así que volví en mayo. La odontóloga me dijo que efectivamente las piezas deben ser extraídas, pero que la cirujana renunció, que vuelva en junio. El 1 de junio fui y me dijeron que seguían sin cirujano, que si quería, podían transferirme a otro hospital , que vuelva al día siguiente. El 2  me dieron una hoja de referencia y me indicaron que fuera a INFORMACIÓN  a pedir un turno para TRANSFERENCIA. En INFORMACIÓN indicaron que como ya eran más de las diez de la mañana debía regresar el lunes 5 de junio. Hoy fui, después de hacer una gran cola, logré que a las 8:28 me dieran un turno, obtuve el 92. La atención es tan lenta que llegué a la ventanilla a las 12:09 y saben qué…el funcionario ingresó unos datos de la hoja de referencia y me dijo: Vuelva el miércoles, de 10:00 a 15:00. Y si le pides un certificado para entregar en tu lugar de trabajo y justificar así la ausencia de toda una mañana,te dicen que no, que eso solo es cuando recibes atención médica.  Lo rescatable del día es que llevé una novela, El daño no es de ayer, de Ignacio Padilla.  Y pues doy fe de que en la espera de un turno se alcanza a leer un libro completo, este tiene 220 páginas.

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Opinión, Testimonio, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s