El vuelo sinfónico de una orquesta de Manta


(en la historia de su Director)

                                                                        “Todavía no se han levantado las vallas que le digan al talento de aquí no pasarás”
Beethoven

 

A Hernán Gil (Manizales, 15-12-1958) le queda literal el título de hombre orquesta. El 3 de octubre se subió a un avión con destino a Los Ángeles -California, con nada más que 25 centavos de dólar en el bolsillo. En ese avión llevaba a los músicos de la Orquesta de Estudio Sinfónico de Manta. Allá fue director, chofer, saxofonista, allá vendió discos y hasta un par de sombreros de paja toquilla para financiarse.
Hernán Gil es de lo bueno que Colombia le ha dado a Manta. Llegó a la ciudad en el 2004, porque en su país el Gobierno decretó que todas las agrupaciones sinfónicas tenían que continuar con sus propios recursos, y aquel momento era difícil generar ingresos como músicos. En la ciudad manabita trabajó dos años tocando en hoteles y eventos sociales hasta que ingresó al Conservatorio de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manabí (Uleam). En el 2007 fundó una orquesta sinfónica con 34 integrantes, entre estudiantes de la Uleam y otros músicos ajenos a la universidad que se sumaron al proyecto. Una orquesta debe tener entre 70 u 80 integrantes, mas esa limitante no lo hizo retroceder en su sueño. La idea de una sinfónica le nació de la necesidad cultural que encontró en la ciudad, no había una sola de este tipo. La universidad generó las condiciones para hacerla realidad.

“Todo tiene su final, nada dura para siempre” cantaba Lavoe; Hernán conoce todo el peso de esa sentencia. A fines del 2013, el Departamento de Cultura de la ULEAM disolvió la orquesta, la explicación que recibió fue que era uno de los ajustes que tenía que hacer la universidad, tras la evaluación a la que fue sometida por las autoridades de educación superior del país. Se cuestionó que la orquesta acoja a músicos ajenos al Conservatorio.

Sobre el nacimiento de la Orquesta de Estudio Sinfónico Manta, Gil comenta: “el rostro de los integrantes me motivó a no dejarlos sin un horizonte, y un espacio donde pudiesen expresarse artísticamente. También por mi alma de masoquista”. Así, sin el amparo de instituciones que representan a la Cultura, sin que nadie le pague por dirigir, sin espacio fijo para ensayar, con menos integrantes, y con los instrumentos de cada quien, volvió a empezar.
***
La iniciativa del viaje a Estados Unidos la tuvo un violinista, José Luis Medranda, quien tiene nacionalidad estadounidense y contactos con la comunidad ecuatoriana en ese país. La invitación llegó del Comité Cívico Ecuatoriano, con motivo del Mes de la Hispanidad, y posteriormente de la fundación Ecua- Usa, les ofrecieron escenarios, hospedaje, logística. Para gestionar recursos para los pasajes, padres de los músicos formaron un comité; organizaron veladas, tómbolas, los instrumentistas tocaron en iglesias y en lugar de un sombrero se abría para las donaciones el estuche de un violín. No lograron reunir todo el dinero que necesitaban, pero igual decidieron viajar. Seis músicos se quedaron en Manta, unos porque la visa les fue negada, otros porque no se aventuraron. ¡Parecía una locura!
A Estados Unidos fueron 16 músicos, el director, una madre que integró el comité –y las amigas que ella invitó-. Al llegar fueron acogidos por compatriotas, por grupo los alojaron en casas distintas y distantes. Unos tuvieron la suerte de que los movilizaran hacia los escenarios en los que tenían que tocar. A Hernán le dieron las llaves de un carro, por cuestiones de trabajo, quien amablemente los hospedó no podía trasladarlos. Y ahí estaban, sin dinero y sin gasolina. Hernán le prestó a un pianista y con eso compró combustible para la movilización a los conciertos (exceptuando el viaje a Las Vegas). Luego él mismo condujo, con la ayuda del GPS. Para pagarle vendió discos con su música. Otros instrumentistas (entre ellos, su hijo el bajista) trabajaron en su tiempo libre.
“Por falta de músicos y de instrumentos no se ha podido formar una orquesta sinfónica. La orquesta de estudio que llevé estuvo integrada por ocho violines, una flauta, dos clarinetes, un piano, una batería, un bajo y este Director que en determinados momentos hacía de saxofonista”, detalla Hernán Gil.
En Estados Unidos tocaron en Barners Park Amphitheater – Monterrey Park, en el salón de actos de la Ciudad de La Puente, en el Celebrity Center de Hollywood, en Las Vegas Nevada y en una iglesia de Long Beach. Interpretaron temas de autores clásicos (Beethoven, Mozart y Brahms), composiciones de Hernán Gil, fusionadas con música ecuatoriana, el Himno de Ecuador y en piano y violín el Himno de Estados Unidos. La gira duró dos semanas.
De vuelta a Manta, las deudas, el mar, los proyectos, las utopías. “Mi sueño es ver que las instituciones encargadas de la cultura de esta región comprendan y respeten. El arte no es político, el arte habla por sí mismo, es pasión, es entrega. Mi visión con el grupo humano que dirijo es sensibilizarlo, conseguir grandes triunfos, pero eso no llegará hasta que no se desprendan del perjudicial ego, consciente o inconsciente”, puntualiza Hernán.  Él conserva los 25 centavos  con los que abordó el avión, allá esa moneda no tenía valor. Para él es un precioso tesoro simbólico. La música tiene grandes alas, y  siempre que se quiera, se puede volar.

Este texto lo escribí el año pasado para una revista; y como hasta la fecha no tengo noticias de esta publicación, la dejo aquí en mi blog para todos ustedes. 

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El vuelo sinfónico de una orquesta de Manta

  1. KATHY dijo:

    HOLA DIANA…. ME GUSTA LO QUE ESCRIBES…

  2. Bien!!!👏

    Enviado desde mi iPhone

    > El 3 oct 2015, a las 16:11, El verbo crea escribió:
    >
    >
    >

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s