El show post mortem de Sharon La Hechicera


Estoy harta del show post mortem de Sharon La Hechicera; diva de tecnocumbia, talento de la peor televisión ecuatoriana. Los medios, especialmente los canales de TV privados y  oficiales, no han dudado en explotar la tragedia de esta mujer, que como muchas en el país, sufrió en vida la violencia intrafamiliar. Sobre su muerte se presume femicidio, si el  Ministro del Interior se atrevió a tuitearlo es porque tiene fundamentos para una acusación tan grave. Sharon La Gran artista                                          Promocional de Tc Televisión Por lo sucedido con otros personajes, supe que esta semana tocaría soportar una sharonmanía. Es innegable que era una estrella en el firmamento popular y que la masa siente su partida, y eso es respetable  aunque no nos guste la música de ella.  La noche en que falleció me encontraba en casa de mis padres, en Membrillal – Jipijapa- Manabí.  Intentaba ver una película, pero los vecinos llegados de Guayaquil tenían chicha a todo parlante. De pronto, se silenció todo. Agradecí ese mutis tan raro, la costumbre es amanecer y atardecer con ese tipo música  (termino tarareándolas y odiándome por eso).  Al día siguiente supe que el fin de la bulla se debió a la muerte de la tecnocumbiera, que era amiga del vecino que trabaja en una radio de Guayaquil.  Y entre lamentos,  los habitantes de mi tierra narraban que en noviembre estuvo en la casa vecina. Y que tenía unos grandes pechos. Yo también bailé alguna canción de Sharon, cuando era adolescente, vivía en el campo (al que siempre vuelvo con alegría, al que nunca niego y por ese este blog está lleno de notas de pueblo), no había computadoras, y con suerte había señal de Telesistema (RTS) y Tc Televisión. Si no bailaba eso, no bailaba.  Tal era mi situación musical, por el consumo de los únicos medios a los que tenía acceso (entonces no había EXpresarte),  que la primera vez que escuché un tema de los Beatles, sin saber nada de ellos, fue en un capítulo de Los Picapiedras. Espero no se malinterprete esta anécdota, de ningún modo quiero denigrar a los artistas ecuatorianos, los hay muy buenos, en mi infancia mis tíos músicos me enseñaron a amar lo nuestro. Lo que me irrita de la espectacularización es que se venda la idea de que Sharon era una gran cantante y actriz, la gloria de Ecuador. En mi opinión eso no es así (sin desconocer el inmenso cariño de la gente), eso es un insulto a los grandes artistas de este país, incluidos los olvidados de la cultura popular. Y lo peor de los medios es como,  sin vergüenza alguna, transmiten bajo el título de homenaje programas lastimeros en los que se muestra  su tierno hijo, especulaciones,  conjeturas supersticiosas,  para tener más rating, vulnerando la imagen del niño, olvidando la ética periodística, irrespetando el derecho de la familia a vivir con dignidad el duelo,   al final también dejando de lado noticias importantes. Y no es que la muerte de Sharon no sea importante, lo es. Me refiero al tratamiento que le dan los medios a ese hecho.alto a la violencia El enfoque debería ser la violencia, de comprobarse el femicidio tendríamos un caso símbolo de la mujer maltratada que saca boleta de auxilio y continúa con el agresor. Y no lo digo para culparla, ni llamarla tonta por eso que es tan común en nuestro país. ¿Qué mujer no ha sido víctima de maltrato en cualquiera de sus formas?, ¿Por qué una mujer sigue con el maltratante?, ¿Qué está fallando?, ¿Qué nos pasa como sociedad? Según la  Primera Encuesta Nacional de Relaciones Familiares y Violencia de Género contra las Mujeres, el 76% de mujeres ha sido violentada por su pareja o ex pareja, es decir, la mayoría de las veces, el delito o abuso  sucede puertas adentro. En un momento de mi vida comprendí que hay cosas que no pueden resolver las trabajadoras sociales, ni los consejos de la familia y amig@s, aunque ciertamente el apoyo es importante, hay apegos, infancias rotas, duelos no sanados, cuestiones sin resolver con los padres, culpa religiosa, culpa cultural… Esta mañana encontré en Twitter una imagen (captura de Facebook) en la que desde la cuenta de la difunta se pide apoyo para el marido al que se culpa de femicidio, como si del más allá se pudiera andar en redes sociales. Pensé que era una broma de un desquiciado. O un posible hackeo, como el  tuit que se le atribuye a  Rolando Panchana, gobernador del Guayas,   donde se comenta que la diva quería ser parte de la Revolución Ciudadana y en el que se llama a cumplir su sueño, afiliándose a Alianza País. Pero no, en este caso encontré el mensaje en la fan page de La Hechicera.  Pobre,  la trataron y se trató como un objeto.  Como ciudadana hago votos por que esto no quede en la impunidad.  Tal vez lo mejor que podemos hacer en su memoria es hablar claro del maltrato intrafamiliar, vencer la vergüenza, generar otra cultura. Quizá entonces podamos salvar vidas, para empezar; la nuestra. Sharon post mortem

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s