Lo siento amigos, tengo que cobrar


Freelancer El 28 de octubre inicia el taller El Gobierno en la Era de las Redes Sociales, dictado por la Organización de los Estados Americanos (OEA).  Obtuve una beca parcial, no se emocionen  que estudiaré en el campus virtual, pues realizo una tesis de maestría sobre el impacto de las redes sociales en la comunicación de los gobiernos municipales de Manabí – Ecuador y necesito la asesoría especializada que la Uleam no me da. Para inscribirme necesitaba pagar  $195 , la OEA daba la opción de hacer una transferencia sin costo desde su portal, siempre que se contara con tarjeta de crédito,  cosa que no tengo, pero sí tengo amigos y conocidos con tarjetas, pero ninguno me prestó (ofrecía pagar inmediatamente en efectivo). Tocó pasar mediodía en el Banco Pichincha para hacer una transferencia. Hace unos minutos me llegó el estado de cuenta en el que detallan que la comisión por el giro al exterior  fue de $40, 18 más $4,82 de IVA.  La noticia fue un golpe para mi bolsillo freelancer. Estado de cuenta - banco pichinchaAsí que aunque me cueste (no debería dolerme, pero así es) tengo que cobrar por esas consultas profesionales que nunca faltan y que siempre han ido por cuenta de la amistad (más de una vez el favor era a beneficio de un amigo de un amigo). En agosto dejé un empleo formal para dedicarme, entre otras cosas, a mi tesis. En este tiempo no he dejado de trabajar, aunque a muchos les parezca así; trabajo sin sueldo día y noche en leer, escribir, investigar. Los conocimientos no llegan en el aire, pago por  libros, capacitaciones. Al final los que tienen empleos bajo relación de dependencia cobran su sueldo, como corresponde, pagan sus cuentas, y si se lo permiten se dan sus gustos, y nunca cuestionan que les cobren el café o la cerveza que beben, pero sí les resulta inesperado, incómodo, feo, malo que el trabajo intelectual se cobre. Pasa lo mismo en el plano artístico, te matas escribiendo un libro, sufres otro tanto para publicarlo y cuando está listo todos esperan que lo regales (y muchos ni lo leen). Hoy recuerdo que hace ocho años le hice una pregunta  express a una amiga jurista. La respondió y al final me dijo: son $20. Confieso que pagué de mala gana (espero que le haya llegado el dinero, lo deslicé por debajo de la puerta de su oficina).  Ahora la entiendo.

Cierro este post con un gracias infinito a quienes durante mucho tiempo me han “acolitado” de diferentes formas. Deseo la abundancia para todos, para que cuando se pueda hacer favores no cobrados, se hagan, para que cuando haya que pagar se pague bien y con alegría. Gracias por vuestra comprensión.

P.d Creo en la generosidad, cuando tenga tarjeta de crédito lo primero que haré será poner en este blog un botón de paypal; así podré financiar crónicas que ustedes podrán leer gratis.

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Notita, Opinión, Testimonio y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Lo siento amigos, tengo que cobrar

  1. Xavier dijo:

    Pilas Diana, en tu estado de cuenta está un débito de TASISTE (empresa de seguros), si tu la contrataste pues bien por ti pero en caso contrario revisa desde cuando te debitan, por experiencia se que ellos tienen la “costumbre” de llamar y ofrecerte sus servicios y por el mínimo “si” dan por hecho que quieres sus productos, cuando te percatas de los débitos ya se te han llevado una buena tajada y no aflojan facilmente la plata je je.

  2. Hilda Rojas dijo:

    Muy bien Dianilla, totalmente de acuerdo… ya sabes que te apoyo en eso, pagué por el taller que me diste y cuando encontré tu libro en una papelería, lo compré (no esperé que me lo regalaras porque era tu esfuerzo) lo leí y lo puse en mi sala..

    • dianazavalar dijo:

      Gracias Hilda, y eso que eres de las personas a quienes debo favores de todo tipo, y amiga de verdad. Valoro mucho tu comprensión, querida reportera – repostera ( me encantó comprar tu chocolate). No se trata de poner fin a la generosidad, solo de valorar(nos), y y siempre hay ocasión de dar gratis, y con mucho gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s