Sin el Maac Cine, Manta es una lata de atún


Maac Cine en Mantenimiento    En Guayaquil ya abrió, ¿hasta cuándo tardará”el mantenimiento”en Manta?

Escribo desde Manta, la ciudad que atrae inversiones, la que promete, la ciudad de moda, la ciudad para vacacionar, la que tiene un puerto que por su ubicación y calado será “próximamente el mega puerto de transferencia” (con esa historia están desde hace muchos años- ya hasta pasó por cuento chino), la ciudad que no tiene librerías, la ciudad cuyo único espacio cultural con programación regular está cerrado desde inicios de año.
Me refiero al Maac Cine Manta. La sala está ubicada en pleno centro, en la avenida Jaime Chávez Gutiérrez, cerca de una atunera.  Cada vez que iba a una función hacía lo mismo, contener la respiración justo a la entrada.  Ya dentro era otro mundo, algo así como cruzar un portal para dejar por unas horas esta lata de atún.
Siempre consideré que el Maac Cine debía constar en trípticos y todo material de información turística de Manta. Sí, información básica. Además de ir a la playa,     al museo, ¿qué haces dentro de la ciudad un fin de semana? De parques es mejor no hablar, Manta carece de un espacio verde, amplio. Para muchos la respuesta sería ir de shopping, que además tiene salas de cine comercial. Está bien, pero ¿y si no tienes dinero?, ¿y si no quieres perder valiosas horas de la vida vegetando entre vitrinas?, ¿y si no quieres consumir películas que, en la mayoría de casos, al llegar a casa se olvidan?
Como lo dije en otro post, al margen del administrador, en el Maac Cine de Manta vi el 99 por ciento de las películas que considero inolvidables, bellísimas, imprescindibles. Aquellas que los especialistas despiezan para concluir que son lecciones de cine en tal o cual aspecto, o que en su conjunto son Obras Maestras. Allí  aprecié al menos una película de Kurosawa (Rashomon), Fritz Lang (Metrópolis), Resnais (Hiroshima, mi amor). Disfruté de parte de la filmografía de Kubrick, Welles, Scorcese, Hitchcock, Allen y otros genios. En esos ciclos especiales descubrí a Peter Greenaway. Los festivales Eurocine y Edoc (de este último nos llegó poco) fueron ventanas para mirarnos y mirar al mundo que la globalización del cine comercial no muestra.
Del Maac Cine Manta también recuerdo la soledad de la sala y cómo poco a poco se fue formando un público. Podría decirse que el talón de Aquiles siempre fue la promoción, mucha gente incluso desconoce que por varios años Manta tenía abierto este espacio alternativo, pero eso es algo que se puede mejorar. Los festivales – concursos  con los realizadores “bajo tierra”, con jóvenes, con estudiantes han dado frutos, pues no solo consumen, se esfuerzan por producir.
La ciudad cada septiembre  vive el Festival Internacional de Teatro de Manta (el más antiguo del país, aunque ha perdido su brillo), en octubre el Mes de las artes,  en otros días del calendario hay danza, narración escénica, jornadas culturales para niños. La universidad realiza de vez en cuando eventos culturales, lo mismo la nueva administración municipal, y uno que otro grupo independiente. Algo así como “llegó el circo”. Pero no hay un espacio al cual acudir con la certeza de que hay algo que ver, y eso era el Maac Cine de jueves a domingos. A inicios de año la sala cerró sus puertas, la respuesta a las incesantes preguntas de los cinéfilos: ¿por qué cerró?, ¿cuándo abre?, es: está en mantenimiento.

OchoyMedio hizo un valioso trabajo en el Maac Cine Manta (gracias por tantas horas de auténtico Buen Vivir), con este u otro administrador, gratis o cobrando,  es urgente que la sala vuelva a funcionar, con el espíritu que la vio nacer, como una casa para todos y todas, sin prejuicios, sin adoctrinamientos, un lugar para el arte, pero sobre todo un  espacio para la libertad.

(Lo escribí en agosto para una revista, pero no lo publicaron. Por eso no había publicado antes al respecto).

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sin el Maac Cine, Manta es una lata de atún

  1. Neil Sánchez Noboa dijo:

    Lo que parece es que le dejaron el aspecto cultural, musical, poético y hasta de manabitismo a Portoviejo, en desmedro de Manta. Y el desarrollo urbanístico, comercial y turístico, a Manta en desmedro de Portoviejo. No sé si intencional o no y de quién es la responsabilidad.

  2. temendoza88 dijo:

    Desgraciadamente es así, yo también soy de Manta, y aunque ya no vivo ahí, me entristece saber que el verdadero arte, no es tomado en cuenta!

  3. Milton Moreano dijo:

    Has resumido la triste realidad de nuestra ciudad, la pobreza cultural.

  4. Antonio Cedeño dijo:

    Me encantó!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s