Mejor hablar de ciertas cosas


La película de Javier Andrade ‘Mejor no hablar de ciertas cosas’ (2012) me hizo sentir orgullo de ser manaba.  Este film es una descarga. En YouTube leí un comentario que apunta a que Andrade se valió de la fórmula malas palabras y desnudo, sin ser especialista en cine me atrevo a decir que no.  No hay sexo  gratuito, los personajes hablan y se comportan según su condición.  De otro modo, sería un culebrón comercial.  Lo soez no es exclusivo de las clases bajas, los “niños” ricos también tienen la lengua sucia, se drogan…

La sinopsis

La vida de Paco Chávez (Francisco Savinovich) es descuidada y encantadora, una vida de drogas ilícitas y de amores prohibidos. Lucía (Leovanna Orlandini), su antiguo amor de colegio, está casada ahora con otro hombre. Una noche, Paco y su hermano menor Luis (Víctor Aráuz) entran en casa de sus padres (Héctor Napolitano y Maribel Solines) con la intención de robar un caballo de porcelana para empeñarlo y comprar más droga. Descubiertos y enfrentados por el padre, las consecuencias de aquel encuentro atormentarán a ambos hermanos para siempre.

En esta trama los personajes saben que es mejor no hablar de ciertas cosas-

Por ejemplo:

La madre (ex reina de belleza) que se autoengaña, y define que un hijo es bueno y el otro malo.

La pelada que se casó porque un hijo venía en camino.

El marido ejemplar que anhela un cuerpo de su mismo sexo.

La película es violenta, la realidad es violenta. Recomiendo la lectura que hizo Marcela Noriega sobre este film.  De mi parte, resta decir que me extasió la fotografía y   salí del cine coreando Simón, Simón, Simón como el cantante de punk que consigue un “mecenas” a cambio de sexo.

Ya era hora de ver una película manabita a la que no se le noten las costuras. Esta tarde -noche se inaugura oficialmente en el Maac Cine Manta el Festival Ecuador Bajo Tierra II.  En el mismo lugar se desarrolla la I Rueda de Negocios del DVD; es una extraordinaria oportunidad para que los realizadores de ese cine del melodrama, de las balas, del sabor criollo dialoguen con los comerciantes de DVD,  construyan en la práctica una política justa, de respeto al derecho de autor.  Que no vuelva a suceder lo que a Fernando Cedeño director de Sicarios Manabitas. Él cuenta que encontró a un vendedor de discos piratas que aseguró haber vendido más de un millón de copias de su película, de las cuales Fernando no recibió ni un dólar.

Ojalá de estos esfuerzos de Ochoymedio, del Ministerio de Cultura y otros actores resulte no solo la industria que sueñan los realizadores (lo he escuchado varias veces). Hago votos porque se aproveche todo ese ingenio para producir nuevos discursos, que haya talleres permanentes, que se haga escuela. Sabemos que muchos empezaron a rodar sin saber nada de lenguaje cinematográfico (porque no han tenido oportunidades para estudiar), que es cine hecho de purísimas ganas. Hay que trascender hacia la obra de arte.

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s