Boleta de auxilio


“Bueno, tú eres Diana, no Florence Nightingale”

   Alexéi Tellerías.

   Aquí información sobre el trámite

En las comisarías de mujer la ficción se queda corta, los relatos se escriben a puños, de maridos celosos, de novios (y ex) obsesivos, del Dios machista.

Es el caso señor comisario

Así empiezan todas las historias, no hay hoja en blanco, ni tiempo para un arranque del carajo. Tu nombre llena una plantilla, plagada de errores ortográficos, de clichés. En esos renglones  el amor de pareja es en realidad  una sábana mojada y maloliente.

Moretones en la cara de la  vecina de asiento,  moretones en los pósters de las paredes, moretones invisibles.

Antes de ser entrevistada, entrevisto. Pido la peor historia y el funcionario se toma unos minutos en el archivador de su cabeza. Son tantas…

El marido le mete una botella en la vagina porque una vez ella dijo que le gustaban grandes, la exhibe desnuda, ella denuncia y poco después ante la impotencia de todos  retira la denuncia.

– ¿Por qué?

                                                                                  “Porque lo amo”

                      Por la torcida interpretación de la primera carta a los Corintios <El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta >

                                                  “por mis niños”

porque él  puede perder el cargo público (abundan los respetables rompedores de dientes )

                        Por tonta, por mujer

“Como dicen que no se goza, que no se goza, que no se goza”, me hacía cantar mamá para disfrute de los tíos. Traigo a colación el albazo porque en la dependencia del maltrato  hay un gozo que se goza, pero que no lo disfrutamos a conciencia.La primera vez que me lo dijeron casi le pego a quien lo hizo.

¿Cómo puedes decir que gozo?


Roto el recipiente

no hay razón

para seguir

girando

Mi aparato no olvida

la fuerza del cuchillo

En mi oreja

una niña

me anima

a subir

al banquito

ella me amarra

para que aprenda

a no ofender

la cerveza

Asegura que

al columpiarme

sentiré el vértigo

de un aprendiz

circense

Después

no me alcanzarás

Eso es lo que me da miedo.

El gozo del psicoanálisis  es diferente al placer.  Es la profesional que sabiendo de sus derechos sigue ahí, sufriendo _”consciente”, gozando sin saber. Si hay tiempo para investigar esta maldita cuestión  ve con Lacan y Freud. Mientras tanto, sobre todo HOY, seguirán los mensajes de No a la Violencia, de Atrévete Denuncia. Hoy volverá a morderse de rabia  el comisario, la trabajadora social,  ante otra que al bajar la hinchazón  retira la denuncia,  y  los amigos que intentaron ayudar aprenderán la lección:  el que se mete en pelea de pareja sale mal parado.

Dijiste que te irías

que no ibas a buscarme

entre las tumbas del colegio

que no ibas a rodear mi cuello

con tus flores funerarias

que no ibas a quemar mis libros

que no ibas a romper mi poesía

que no ibas a violarme en el silencio

                             que he logrado construir lejos de ti

que no beberías

la sangre que corrió por mis piernas

cuando por primera vez

perdimos el camino a casa.

Dijiste que me ibas a olvidar.

Me lo juraste sin palabras.

Ahora tengo miedo de volver

y descubrir que acaso

sea cierto.

                       María Luz Albuja Bayas.

Yo también leí mal la carta de los Corintios. Creí que era posible  ser el todo de ese vacío que se intenta llenar con alcohol y drogas,   ser los abrazos  negados por la madre que enterró el afecto  junto al marido amado, ser la súpertodopoderosa. Yo también equivoqué el tiempo y hablé de para siempre que HOY sé no existe. Yo también gocé sin saberlo.  En el ejercicio de  catarsis, pelo la cebolla y dejo correr  la leche fétida.

          Te pongo en el lenguaje para que salgas por la puerta ancha.

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Testimonio. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Boleta de auxilio

  1. Hector dijo:

    Tal cual. Es la relación de pareja escrita no solo con M de machismo, sino con M de madrismo. SI, los hombres somos los malos pero no los únicos. Por si no se me entiende: este es un asunto más complejo de que el hombre golpea, es una sociedad entera que tolera y permite. Es la crianza y no solamente la que proviene de ese texto judio que Diana cita.

  2. jessica galan dijo:

    woo dianita has hecho de esta tragedia una gran creacion…eso si es mucho Dianita!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s