Calle 13 entre la lluvia de letras, botellas y bombas de arena


Dedicado a Hilda Rojas;  la visitante de esta mala residente

Calle 13 fue y no fue mi primer concierto la várice de mi pierna derecha me avisaba que se había cansado de esperar  ahí trepada en la caja de Pílsener esa que compensó la miniatura de mi tamaño antes hice un muro de arena para plantarme fue bueno llevar los botines sííííí subí unos centímetros lo suficiente para ver las cabezas de los animadores que no quería ver ni oír hasta que dos gringos llegaron y  lo destruyeron  y me arrancaron la primera maldición los sentí invasores me sentí invadida  ya mi nariz no sabía qué era nicotina qué era marihuana de segunda mano de cientos de manos que sembraban nubes sobre las cabezas  Lagartija Electrónica  y  Guerrilla Clika lanzaron una granada   que se abran los espacios para quienes hacen su propia música que ahí debería estar bandas como Maconheiros tienen razón razón que suena a ráfaga de guitarra ojalá la escuchen los del Ministerio  que organizaron el concierto Vive, siente , ama, Somos Cultura dicen que la fiesta fue  estrategia aunque  no hablaron de política yo que tengo definido mi voto informado No gastaré palabras tampoco hablaré de los covers son covers  y la espera espera espera espera espera empezó a morir con la convulsión de la cuenta regresiva  y  no tengo plata pero tengo cobre aquí se baila como bailan los pobres  sobre la caja de cerveza ya éramos dos y había que bailar con cuidado cuál cuidado delante de mí  tres muchachos se sacaron la camisa  tres espaldas murallas para el desequilibrio naciente en los pies con Ven y Críticame  catarsis mi himno al fin  pude gritar esas líneas que hacen reír a mi mamá porque sabe que son ciertas soy clase media baja desde la placenta  toda mi vida trabajé para pagar la renta   El Residente René Pérez gotea sudor René Pérez mueve ese cuerpo digno de Miguel Ángel  René Pérez dispara con palabras René Pérez invita  a las chicas a bailar sube una y hay delirio hay envidia pero yo apunto mi infrarojo a ese duendecillo multiinstrumental  bien puesto en la silla como el sombrero sobre su cabeza y pienso Eduardo Cabra el Visitante no tiene cara de hermanastro es bello como la música  y Ella  Ileana Cabra  mucha presencia mucha voz tanta que es imperdonable que dejaran a Latinoamérica fuera del repertorio bailo sudo grito como en ningún concierto  levanto la mano el  puño como en la protesta que nunca he estado globos de condones flotan y llueven botellas  bombas de arena de quienes no entienden que hay que portarse mal  pero con dignidad salto y la arena se me escurre por los senos baja por los tubos del pantalón  y a Yuli  la poeta que proclama que no debería haber mujeres buenas le dan en la cabeza y se va con un chichón  su celular y sus amigos que esa noche han sido mis amigos intento seguirlos en el relajo los pierdo y pierdo así la única opción de contacto con dos  visitantes de Portoviejo a quienes como residente debía alojar todo es Una fiesta de locos termina el concierto y en  la multitud estoy sola es casi medianoche en  la playa El Murciélago es casi Viernes Santo en Manta ciudad que vive intensamente los San Viernes  necesito bañarme y yo que soy terca como una vaca que no quiere dar leche lo hago ahogando la advertencia de convertirme en pescado.

Anuncios

Acerca de dianazavalar

Escritora. Cronista freelance- editora. Autora de los libros de relatos Carne Tierna y otros Platos y Breve(r)dades. La Sofía es su librería personal abierta al trueque y a la venta. Fue reportera de los diarios ecuatorianos La Marea, reportera y editora de La Hora (regional Manabí) Ha colaborado con Mar Abierto, Mundo Hispano, SOHO - Ecuador, Mundo Diners, Buen Viaje.
Esta entrada fue publicada en Monólogo interior y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Calle 13 entre la lluvia de letras, botellas y bombas de arena

  1. Joselias dijo:

    Que maravillosa recreada de una noche de egos sin identidades que buscan ser donde no existe mas que nada, por eso vamos a comportarnos mal que a la mierda le importa mi nombre que no tiene mas origen que una nota de cuerda trasnochada en una escalera de barrio. Después me dices que soy rebelde si desconozco el olor de la hoja seca y soy incapaz de sentir la caricia del sol. Soy noctámbulo y a ti que te importa. Vive tu vida que yo lanzo meado al cielo para que llueva arena, condones, licor, botellas. Yo son cultura. Tu eres anticultura.

  2. anthony dijo:

    estoy deacuerdo con Hilda te hace falta un celular te busque.. con la mirada 😦 ME SIENTO CULPABLE DE QUE NO TENGAS…………….:( no te encontre

  3. Hilda Rojas dijo:

    Diana …espectacular…buena descripcion del concierto..estas visitantes tenemos visa de residentes…pero a ti te falta un celular por Diooooooosssss……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s