Los golpes de abril


20180413_183057

Mirando el mar desde una cabaña en Santa Marianita, los pelícanos planeando su aparente calma, ese azul que solo es posible con el sol sin nubes, me di cuenta de que a mi espíritu todo le llegaba en escala de grises. Es la tragedia el monstruo que otra vez nos roba el mes de abril, esta vez con otra cabeza, la más fiera.

Hace dos años el terremoto de 7.8 (Richter) llegó como un ladrón en la noche, y ya no fuimos, ni seremos los mismos. Entre los escombros, la muerte, las sirenas enloquecidas, las humanas lágrimas y el larguísimo llanto de los animales, el terror se alzaba . ¿A qué hora amanece? Y  las súplicas, los reclamos, la negación,  estaban dirigidos a la naturaleza, a Dios como tirano y amo de los milagros.

Recuerdo los tiempos de tallerista de teatro y de literatura, las lecciones sobre los tipos de conflicto: hombre contra hombre, hombre contra naturaleza, hombre contra sociedad, hombre contra sí mismo, hombre contra tecnología. En ese querer explicarse la catástrofe se escuchaba decir, o decirse, “es como si nos hubiera caído una bomba”, “Tarqui, Pedernales, el centro de Portoviejo, parecen escenas de películas bélicas”, “¿es esta la desolación de una guerra?”.  Y la respuesta llegaba como una flecha. ¡Eso, debe ser peor!  Peor,  porque después de que se abre la tierra no eclosiona el odio, el deseo de venganza,  no hay un enemigo semejante, porque en circunstancias extremas o encuentras a Dios o te decepcionas de él, o te afirmas en tu creencia o en tu ateísmo.

Hoy que el dolor otra vez nos reúne, y ofrece en medio del gris su preciosa flor de la solidaridad, pienso en Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra. Pido perdón a sus almas por la maldad, por la apatía, por las malas decisiones de los gobiernos, por la miseria política, por la ignorancia y por esos sentimientos y emociones destructivas que nos crecen en el pecho como espinosos ceibos, porque estamos dolidos, indignados, porque esta vez el conflicto no es contra la naturaleza, porque con ustedes también nos mataron.

Mi madre despertó gritando, soñó que alguien le ponía una funda en la cabeza. El monstruo llegó hasta la casita de campo de una señora que no tiene redes sociales. Trato de calmarla por teléfono diciendo que son los efectos de este tiempo turbio, que también tengo pesadillas, que a las tres de la mañana en Twitter más de uno reporta el mismo problema, cierro  la llamada y lloro.  Después del terremoto costó mucho volver a dormir de largo. ¡La psique es también una zona cero! La psique es también una zona de guerra.

Confieso que nos desconcertó la apatía de los colegas manabitas, cuando organizamos un plantón para unirnos desde Manta al grito #NosFaltan3 #Vivoslosqueremos. No lo concebía después de que en las horas más duras, Manabí recibió tanto amor, tanta solidaridad del país y del mundo.  Entendimos con los que llegaron que esto se trata de convicción, de conciencia.  Por eso, escuchar  en la Plaza Grande  que “por el Paúl, por Efraín y por el Javier nadie se cansa”, arma y desarma, desgarra, eleva, conecta. Gracias por despertar y enseñarnos al país.

20180416_195335.jpg

En este día en que recordamos a los 663 muertos, en que quienes perdieron a un miembro de la familia, amigo o compañero de trabajo en el terremoto, podrán llevar una flor, visitar una tumba, elevo los latidos de mi corazón, ese rezo sincero, para acompañar a los familiares de Efraín, Paul y Javier. Abrazo a los colegas de El Comercio y a todos los que sienten como propia esta pérdida a manos de narcotraficantes, los acompaño en la espera de los cuerpos, porque el secuestro no ha terminado.

Toda la solidaridad a quienes lloran a los cuatro marinos víctimas del atentado en Mataje, por lo que sucedió con ellos, por los problemas que enfrenta Esmeraldas en la zona fronteriza, es que el equipo periodístico de El Comercio se adentró en el lugar. Es triste, es vil, que se trate de usar su memoria para descalificar el duelo, el grito de justicia, de libertad de quienes en el Ecuador queremos transparencia, seguridad,  paz.

Que nunca más tengamos que llorar a periodistas, a militares, que la vida de ciudadanos como Marcelo Muñoz, que lleva cuatro años secuestrado, importe. ¿A alguien le queda duda de que la prensa es necesaria?

El 16 de abril de 2016, Manabí no fue la única afectada por el sismo. Esmeraldas también sufrió, Esmeraldas, la olvidada,  sigue temblando  Que la luz de la razón, de la consciencia, sea más poderosa. Que el monstruo no nos venza.

 

 

 

Anuncios
Publicado en Opinión, Testimonio | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Día gris para la prensa, para la patria


20180413_182946

Desde el mar unidos en la espera, en la esperanza, ahora en el dolor, en el abrazo solidario con familiares, compañeros y amigos del equipo periodístico de El Comercio, que fue víctima de secuestro, asesinato e inoperancia. Juntos en un grito contra la impunidad.  ¡Justicia!, es lo que buscaremos para Javier Ortega, Paul Rivas y Efraín Segarra. 20180413_183057.jpg20180413_185833.jpg

Publicado en Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

La fiesta del fracaso


De Tinta Ácida Ediciones solicitaron que escriba un comentario sobre el libro La fiesta del fracaso, ópera prima de Ignacio Loor Vera (Calceta, 1993).  En la dedicatoria el autor escribió, con esa letra que a los periodistas casi nos hermana con los médicos, que estamos unidos irremediablemente por el arte de las letras. Debo confesar que el libro me llega en un momento en el que siento que si algo tengo que decir, lo puedo hacer desde el no lugar que es el hilo conductor de este libro de nueve relatos: el jodido fracaso.

20180406_224400_001.jpg

El primer cuento, que no es el que abre el libro, lo escuché de boca del autor en la noche de presentación de la obra, y se me guardó como La vieja Flor, en realidad se llama Inconsciencia. La voz narrativa nos contagia de las ocurrencias de unos muchachos en torno a la vida monótona de una viuda.  El paso de la escuela al colegio, mejor dicho de la niñez a la adolescencia, tiene como evento el Fenómeno de El Niño de 1998. Y luego la catástrofe económica, el feriado bancario. La vieja Flor que salía solo para hacer el mercado, ella, el combustible de las fantasías, de las pesadillas de los muchachos del barrio, refleja la crisis en sus huesos y en el canasto que cada vez carga con menos compras, en sus salidas que se reducen, en su encierro y putrefacción. Es personaje y es metáfora.  El suicidio de la vieja, que tenía sus ahorros en Banco del Progreso, es la tragedia de un país, que no termina de salir de los atracos, que asiste en directo a las noticias de un nuevo festín, como si de verdad la vieja Flor fuera un espectro que regresa.  Al estar este cuento cruzado por sucesos que marcaron la historia del Ecuador, es fácil creer que la vieja Flor existió [ como la señora de los gatos que me despertaba sensaciones parecidas] y dan ganas de preguntar ¿dónde vivía? El autor aclaró que no, en medio de muchos datos reales, ella es una flor de su invención para contar de otra manera, eso que ya nos dijo la prensa.

Si en Inconsciencia el autor nos metió en un docudrama político económico al que como país asistimos, en los otros cuentos logra llevarnos por calles y lugares que conocemos, meternos en una cancha donde jóvenes del Sporting Manta se juegan su futuro. Se agradece a Ignacio esta contribución a las narrativas de ciudad.

El ritmo ágil de los relatos, ocho se narran en primera persona,  la prosa limpia, los personajes bien mostrados a través de lo que hacen, el lenguaje coloquial, su humanidad, son algunas de las características de este libro en el que, estimado lector, no hallará adornos, edulcoraciones, ni felices finales con mensaje. No pidan más de eso, por favor.  Cuando al escritor argentino César Aira se le preguntó: ¿La literatura no tiene utilidad social? El respondió que “si es literatura como arte, no. Los únicos libros que tienen utilidad social son los best sellers, que están llenos de información. Si alguien quiere aprender con las novelas, que lea best sellers. La literatura no te enseña nada más que el placer, el mismo placer que mirar Las meninas. Uno no aprende nada sobre Velázquez”.

Una de las cumbres de la Literatura es, sin duda, el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, con ella Cervantes inauguró el género de la novela moderna y tiene como centro el fracaso. En los dos tomos, piedras, palos, es lo que reciben el Caballero de la Triste Figura y su fiel escudero.

Scott Fitzgerald escribió: “Sin duda que la vida entera es un proceso de demolición en el que los golpes que desempeñan la parte dramática del trabajo –los grandes y repentinos golpes que vienen o parecieran venir del exterior, los que uno recuerda, y lo hacen culpar las cosas, los cuales en momentos de debilidad se habla a los amigos– no muestran sus efectos inmediatos. Hay otro tipo de golpe que viene de adentro, y que no se siente hasta que ya es demasiado tarde para impedirlo, hasta que comprende positivamente que de algún modo no volverá a ser el mismo. El primer tipo de quebrantamiento parece ocurrir rápido; el segundo ocurre casi sin que uno lo sepa, pero se le percibe en realidad muy de repente”.

En la fiesta del fracaso, cuento que cierra el libro y que le da nombre, hay un escritor de nulo reconocimiento que escribe cartas desde el lugar que un día escogió para narrar su novela maestra, y que de eso ya nada. Las misivas son invitaciones para reunirse con viejos panas, con quienes comparte la barriga, el vicio del alcohol y el fracaso en general. Y me descubro identificándome, seguro y tengo esa mueca de risallantorisa, me digo. Y si a la fiesta se invitan a los otros personajes del libro, tendríamos para un no carnaval: el fumón que cuando era niño su padre le metió la cabeza en un tanque lleno de agua, y que en el rol de padre lleva a su hijito a la playa y al supermercado, dejándole llenar el carrito para llenarle la ausencia; el hombre “pacífico” que de vez en cuando tiene ataques de ira y mata; las promesas del fútbol arruinadas por la mala suerte y las adicciones; el insomne que encuentra el sueño en su vieja cama de niño; la orfandad; el abandono; el despertar sexual y su vorágine en las relaciones;  la pelea que hay que seguir dando aunque al final toque preguntarse para qué, en fin. Eso sí, no crea que son historias lloronas, el tono usado se permite narrar la crudeza con pulso firme, con ciertos toques de humor y sarcasmo.

-¿Cómo te llamas? – preguntó al fin.

-Rodrigo, ¿y tú?

-Bonito nombre, dijo ella, de galán o de puto, yo me llamo Mariela- dijo y allí supe que todo estaba jodidamente mal, que con una mujer llamada Mariela las cosas no podrían terminar bien.

-Bonito nombre – dije.

Me río de las conclusiones de este personaje. Menos mal que en la dedicatoria de su libro, Ignacio escribió: para Diana, y no para Mariela, y eso que por falta de oportunidades la Mariela que enterré al salir de la u, en la fiesta del fracaso ha bailado menos.

 

 

 

 

 

Publicado en Opinión, Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Nos faltan tres y no son anónimos


Plantón Nos faltan tres.jpg

Nos faltan tres y tienen nombres, tienen familias, una historia de vida, y son parte de una porción de vida nuestra, esa que hemos consumido a través de una noticia, una foto, tan poderosa como la erupción de la mama Tungurahua.

Esta mañana me encontré con una experiodista de un diario mantense, me dijo: ¿Qué piensas  del secuestro del equipo de El Comercio, se oyen tantas cosas, hasta dicen que es mentira?

Al margen de las dudas, de las contradicciones de las autoridades de lado y lado, de los datos que no tenemos, hay un hecho cierto; tres ciudadanos ecuatorianos, trabajadores de El Comercio, no han podido volver a casa, y se debe exigir su retorno, vigilar que las autoridades respondan de la manera más adecuada a esto que no es culpa de “haberse ido a meter a donde no debían”. Son periodistas y estaban haciendo su trabajo.

La postura de Fundamedios, respecto a que en este caso, mantener el anonimato eleva el riesgo de los secuestrados, es razonable.  Está bien actuar bajo protocolos de seguridad, mas hay que tener claro qué tipo de situación es la que se enfrenta, cuándo es pertinente aplicar los lineamientos de UNASE y cuándo no. Reconozcámoslo, no estamos preparados para eventos de este tipo.

Por dolorosas cuestiones familiares y contratiempos de otro orden, como periodista freelance, no he organizado un acto d en solidaridad con los colegas (como lo hice por los desaparecidos de Ayotzinapa), mas he estado decidida a acudir a alguno que se hiciera en Manta  o en Portoviejo.  Me llama la atención no haberme enterado, espero estar equivocada, pero al parecer nadie ha realizado nada por acá. Y eso es muy triste, muy feo. ¿Dónde está la UNP?, las facultades de comunicación (creo que de vacaciones), los medios, los colegas…

Ojalá y podamos juntarnos. Compañeros, sea este post una convocatoria abierta. ¿Qué les parece, hoy al caer el sol en el paradero turístico de las letras MANTA?

Paul Rivas

Mi solidaridad con las tres familias,  con todos los colegas de diario El Comercio, comprendo que están muy afectados. Reciban un abrazo desde tierras manabitas. Y como dije, estoy de acuerdo con que se posicione en la opinión pública la imagen de los secuestrados, en la página de Fundamedios, supe de uno de ellos, del fotógrafo Paul Rivas. Un profesional que este 25 de abril cumplirá 46 años, que entre sus trabajos destacados se cuenta Desaparecidos y tatuados en la piel Por estas diez fotos, que transmiten la impotencia que se siente con todo el cuerpo ante la desaparición de un ser querido, mereció el Premio Nacional de Periodismo Eugenio Espejo.  Elevo mi deseo de que pronto él y sus compañeros puedan llegar a casa.

 

 

 

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

A orillas del mar, Manta de película


Si tuviera que guardar una imagen de Manta, una postal para la posteridad, una noche en la ciudad, guardaría la de hoy, la función de Cine a orillas del mar; con esa luna como un plátano brillante, las estrellas dejándose ver, el entusiasmo de los espectadores y claro el film La teoría del todo, que narra la vida de Stephen Howking.

20180321_192928.jpg

20180321_212345

Hay mucha gente haciendo cosas (y no cosas) interesantes en la ciudad, levantándola con eso que el cemento por sí solo no puede lograr. La fuerza de los gestores culturales independientes le da vida, alma, al eslogan Manta se levanta, porque no se trata de levantarse a la maldita sea.  Y de entre esas iniciativas novedosas, la del cine al aire libre es de las mejores. Cada quince días, un miércoles a las 19:00, se logra en una sola actividad darle un nuevo uso al espacio público, a que El Murciélago no sea un lugar muerto en la ciudad que se promociona como destino turístico de playa.  Es gratis, es inclusivo, promueve sin cacarearlo el Buen Vivir, (sí, ya estamos cansados del discurso vacuo),  propicia el acceso a la cultura, a ese otro cine, educa, entretiene,  permite el disfrute de la naturaleza; solo el acto de respirar aire yodado ya implica beneficios para la salud.

En la función del 21 de febrero encontré a una pareja de europeos. Ese miércoles fue su primer y único día en la ciudad. Lo que se llevaron, lo que replicarán es que Manta es una ciudad para vivir el cine.
20180221_211344.jpg

Cine a orillas del mar fue una de las respuestas al cierre del Maac Cine Manta (en un texto próximo a publicarse en Mundo Diners detallo eso), independientemente de que volvamos a tener el Maac, que es lo justo y lo necesario, creo que este proyecto en El Murciélago debe continuar. Es preciso institucionalizarlo, lograr que sea parte de los atractivos que vende la ciudad. ¿Qué tal que se pueda proyectar cada semana y no cada quince días?

Gracias a Antonio Cedeño, a sus compañeros de equipo y a todos los que apoyan este proyecto que está de película.

Insisto, como los enamorados y sus fijaciones:
Si tuviera que separarme de Manta, si otro terremoto nos o me sobreviene, guardaría esta noche, así con mi corazón en la arena, la guardaría, sí, como quienes han guardado los delfines que alguna vez nadaban en la bellísima y limpia playa de Tarqui.

Publicado en Opinión | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Calle mujeres, un grito poético desde Manta


Compañeras:

Le hablo a las obreras que salen de las fábricas, u oficinas,  a las migrantes, a las mujeres que trabajan en la calle en sus diversas formas, a las amas de casa que al menos hoy pueden decir: que la merienda espere, a las universitarias y a las que no tuvieron la oportunidad de estudiar, a las creyentes y a las ateas, a las que corren cada tarde junto a la mar, a las que han sufrido maltratos, y a las que se independizaron material y psicológicamente…a ellas, a todas a las que no alcanzo a mencionar en este párrafo, pero que están, son.

Calle Mujer el verbo crea

 

Con el colectivo Literario ClanDestino, mejor dicho las Clandestinas, mujeres de palabra, haremos  una intervención del espacio público, con megáfono en mano y armadas de palabra dura, bella y poderosa .  Calle Mujeres, no calles grita con un poema, esa es nuestra consigna. Te esperamos, este 8 de marzo,  desde las 18:00, en la Avenida Jaime Chávez Gutiérrez, frente al Banco de Guayaquil.

Esta intervención es parte de las múltiples actividades que se realizan para promover la lectura, la acción es apoyada por La Sofía librería. Es una forma pacífica de gritar desde el alma un pare a los asesinatos de mujeres. Tenemos poemas de la Literatura mundial listos para que leas y escuches, quien quiera leer una boleta de auxilio también es bienvenida.  En la fan page Clandestino Colectivo Literario subiremos un registro de la jornada.  Te pedimos que te unas, también grabes y tomes fotografías para difundir con el hashtag #CalleMujeres.  Nos vemos luego.

 

 

 

 

Publicado en Eventos, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | 2 comentarios

Amor Escupido a la sexta potencia


FB_IMG_1518664257524Un día como hoy hace seis años realizamos, con el colectivo Literario ClanDestino, la primera edición del evento Amor Escupido, un plantón a eso que el consumismo llama Día del Amor, un recital contra los versitos rosa, la rima forzada, lo edulcorado, una velada para los que en lugar del flechazo están pasando por el dolor del aguijón. Y al final de cuentas, lo reconozco, esto desde el principio ha sido una bella excusa para promover la Literatura en la ciudad.

Justo en este momento chateo con las mismas personas con las que iniciamos esta cruzada, los ClanDestinos Yuliana Marcillo y Ernesto Intriago, también con Alexis Cuzme que sin ser del colectivo siempre ha estado, es un activo fijo (ahora apoya con el sello Tinta Ácida Ediciones). Conversamos sobre la velada de  Amor Escupido que este año, en su sexta edición,  será el 17 de febrero. No, no hemos claudicado. Convergieron varias circunstancias que nos llevaron a mover la fecha, quizá la más importante sea que en esta ocasión nos atrevimos a hacer un evento con destacadas plumas del país, y como sucede en nuestro oficio, hay un empleo de por medio, que impide viajar, y menos un día después de un feriado.

IMG-20180214-WA0044.jpg

Sí, yo también quisiera que la parranda sea esta noche, como nos lo han hecho saber varios seguidores. Más que una disculpa, que la merecen,  sea esta una promesa, ofreceremos un evento mejorado. Lo hemos denominado ElellA,  Literatura Punzante.  Gracias a La Casa de la Cultura (Núcleo de Manabí) que es nuestro auspiciante oficial.

Así que los esperamos el sábado, desde las 20:00, en el nuevo Retro Bar,  calle 15 entre avenidas 23 y 24, segundo piso.  Tendremos poemas de no amor, cuentos sin finales felices, performance, todas las voces todas, todas las formas todas, micrófono abierto para contar las perradas que nos ha hecho el muchachito de la flecha. ¿Qué tal si contamos la peor mentira que nos han dicho?  Eso que, en lugar de invocar a San Valentin, hace proferir un hijuesuvalienta….De la entrada ya saben, es gratis como las decepciones. IMG-20180214-WA0048

Publicado en Eventos, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cañonazo literario, Señorita Satán llega a Manta


 

Señorita Satán cañonazo literario

Estimados amigos, los invito a la presentación en sociedad de la señorita más antisocial, la antología de nuevas narradoras ecuatorianas que editó El Conejo este año. Se trata de Señorita Satán, libro en el que tengo el honor de compartir con dieciséis autoras nacidas entre 1976 y 1996 :  Daniela Alcívar Bellolio,  Abril Altamirano, María Fernanda Ampuero, Sandra Araya,  Andrea Armijos Echeverría, María Auxiliadora Balladares, Adriana Borja Enríquez,  Ana Cristina Franco,  Yuliana Marcillo, Cesibel Ochoa Pineda, Gabriela Ponce,  Marcela Ribadeneira,  Solange Rodríguez Pappe,  Gabriela Ruiz Agila,  Silvia Stornaiolo y Andrea Torres Armas.

El  Cañonazo Literario será este 19 de diciembre. A las 16:00,  en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, de la Uleam, habrá un conversatorio sobre ficción y no ficción, estaremos algunas de las autoras; periodistas y escritoras a la vez. Por la noche, a las 19:00, en La Caverna Burguer & Books (calle 20 y avenida 11) se realizará el lanzamiento. La entrada es libre, se brindará un café de cortesía, se venderán y firmarán libros.

Sobre esta obra, Daniel Félix, editor de El Conejo, mencionó que “es necesario abrir espacios para reconocer y  dialogar con las nuevas generaciones de escritores de Ecuador. Una antología, por ejemplo, es un espacio donde se pone en marcha las propuestas estéticas, literarias, el ojo con el que miramos la realidad, y en el caso de Señorita Satán, nuevas narradoras ecuatorianas, el ojo de aguja es cruzado por los hilos de 17 narradoras ecuatorianas jóvenes nacidas entre las décadas del 70 al 90, presentando una panorámica de su trabajo y tratamiento de las letras y de la realidad que se esconde tras la literatura, para dialogar, abrir espacios, pero sobre todo con la promesa de volver a leerlas, individualmente, y afirmar la diversidad y la potencia que cada una nos ofrece”.

Señorita Satán

Señorita Satán se presentó en noviembre en la Feria Internacional del Libro de Quito y en el Tercer Encuentro de Editores Independientes y Feria de Libros, Libre Libro 2017, en la Universidad de las Artes (Guayaquil). Los eventos de presentación en Manta están organizados por Editorial El Conejo y el colectivo literario ClanDestino.

Es muy importante que el público de Manta crezca, que cada día se abran más espacios para compartir literatura y otras manifestaciones artísticas, poner a Manta en el circuito de ciudades culturales. Con el Papagayo K, encuentro literario en homenaje a Hugo Mayo, dimos un gran paso. Sea este Cañonazo Literario un buen motivo para reunirnos,  cerrar este año y prepararnos con mucho ruido para un 2018 con más actividades culturales independientes. Los espero.

 

 

Publicado en Eventos, Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Un libro como pasaporte al infierno


portada carne tierna.pngNo sé  cuántos tengan esa costumbre, pero yo suelo columpiarme en las alas del efecto mariposa, me paro a pensar, vuelo…esto es consecuencia de, y si no hubiera hecho esto, seguramente en este momento estaría o no estaría…Y en estos ejercicios inútiles Carne Tierna y otros platos, mi primer libro de cuentos, tiene un papel estelar,  un protagónico de villano. No es que haya logrado gran cosa, mas tengo que reconocer, que sin ese libro probablemente ni existiera en el mapa de la nueva narrativa ecuatoriana. En ese sentido,   mucho le debo a mi ópera prima, a Mar Abierto. También es cierto que ese libro ha estado presente en los momentos en que el destino me ha cruzado con seres y situaciones devastadoras  como la del terremoto de Manabí y el ciclón Irma juntos. He fantaseado con la idea de reunir los ejemplares que más pueda y destinarlos a una pira, como la que hacían unos poetas  en República Dominicana. He querido visitar a amigos y conocidos y robarles de su estantería este hijito terrible, en muchos casos, seguro ni se darían cuenta, ni lo han leído, ni lo leerán, o le echaron un ojo y se llenaron de vergüenza. En esas estaba cuando me atreví a mirar al pasado, al año (2011) en que se hizo la presentación del libro, y las palabras del poeta Cristhian López Talavera me han calado, tanto que hoy me tienen escribiendo este post existencial.

<<Una de las cosas importantes que hay que acotar en esta presentación y que he leído en varios ensayos sobre este libro, es que es un libro de negación contra una moral pacata, a lo que yo negaría en lo absoluto. Estoy de acuerdo en que simplemente se niegan algunos valores que tradicionalmente se han considerado válidos, por ejemplo, el machismo, la falta de creencias, el no respeto a la vida, en fin. Pero creo que la importancia lo develan sus personajes, que en cada final del cuento tratan de iniciar una metamorfosis a la liberación. Se desprenden de su entorno, tratan de encontrar su identidad. Pero algo, espero que lo tome Diana como un consejo de un lector, si bien, la estructura narrativa es interesante, y rememoro lo que alguna vez leí en un ayer, palabras del escritor Jorge Volpi sobre la muerte de la Literatura, que mucho se ha culpado a los profesores de esta materia, y que en algo en razón tienen, pero el escritor mexicano aseveraba algo importante (mi memoria me falla, pido disculpas): “Son los escritores y los lectores de literatura quienes ayudan al decaimiento de la literatura cuando se entretienen en un solo tema (él hablaba de la literatura gótica)”, hay que reconocer que tiene razón. Una de las virtudes de la narrativa, y que diferencia a la poesía, es que podemos salir en busca de ella, que nos da más libertad, más amplitud. Quisiera una Diana Zavala indagando aspectos de reflexión en otros ámbitos, partir desde otros ingredientes que se hacen poesía en su voz narrativa, y también felicito a Diana porque me mostró un mundo allanado en la desilusión, pero con esa fortaleza, propia del ser humano. Me regaló una nueva soledad.

Y, en palabras de Charles Bukowski, Diana:

Si vas a intentar, recorre todo el camino
No hay otro sentimiento como ese
Estarás a solas con los dioses
Y las noches se encenderán con fuego.

Diana ingresaste a un camino duro, donde la única recompensa que tienes al escribir, como la vida misma, es allanar tu vida de descubrimientos, de conocimientos>>.

No sé si he estado a la altura del consejo de Cristhian, siento que literalmente todo me ha quedado grande (ríanse si quieren, ya da igual).  Puedo contarles que hace  poco más de tres años escribí un cuento para niños, sí para niños. Conjuré la magia, no sé si lo hice bien, pero lo hice, es lo más tierno y, obvio,  opuesto al resto de mi obra.  Y este, aun inédito, me ha salido tremendo, en la búsqueda de su publicación he conocido el lado infante y terrible de Dios, como si hostigado de mover una marioneta dejara que los hilos se hagan nudo, y luego todo lo soluciona con un corte, ¡zas!

Ya Diana, cuidado que el verbo crea (me digo), los libros no tienen la culpa, simplemente han estado en esos momentos cruciales porque son parte de tu vida, es como si un panadero le echara la culpa de sus desgracias a los panes con canela que le vendió un día a una niña que fue con su bellísima madre a la hora del desayuno y…así voy fabulando.

Despertar de la Hydra.jpeg          Nunca se sabe, antología.jpg

En el balance de este año del gallo de fuego, que ha sido como un gallinazo porque me reveló todo lo buitre que se puede llegar a ser, caigo (de caer como Alicia) en cuenta de que la lista de cosas positivas del 2017 está hecha de libros, y si volviera a la manía de los eslabones, Carne Tierna y otros platos tiene que ver y mucho. Gracias a Juan Romero y a Abril Altamirano, por incluirme en Despertar de la Hydra (editorial La Caída), a Eskeletra y Cactus Pink por Nunca se sabe, y a El Conejo por Señorita Satán.  Por cierto, encuentro en este último libro  una especie de diálogo con la tapa de Carne Tierna y otros platos,  es como si la mujer se hubiera cortado el cabello.

Carne Tierna y Señorita Satán

Estos libros están disponibles en @LaSofiaLibreria (Facebook).

 

 

Publicado en Notita, Opinión, Testimonio, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Mayo y Ródchenko: las formas revolucionarias


Saludos amigos, a continuación una perla que tenía pendiente compartir; se trata de la  ponencia que María Auxiliadora Balladares leyó en el Encuentro Literario Papagayo K, es el regalito de diciembre para los interesados en el poeta Hugo Mayo

En 1992, Alejandro Guerra Cáceres preparó para la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Guayas, una antología de la poesía comprometida de Hugo Mayo (Manta 1895-Guayaquil 1988), bajo el título de El puño en alto. Poesía revolucionaria. Esta antología recoge su producción más evidentemente política. En 1920 –década en la que Mayo producirá buena parte de su obra poética más importante y trascendental–, en Europa, las vanguardias artísticas están en plena ebullición. La cercanía de nuestro poeta al dadaísmo y al futurismo es innegable y la influencia de esta vanguardia en su producción poética de esta década es, asimismo, evidente y la crítica se ha referido a esto en varias ocasiones. En esos mismos años en los que Mayo se consolida como el más radical poeta vanguardista en el Ecuador, en Rusia, se consagra un artista visual que pasará de la pintura a la fotografía, al fotomontaje y al diseño gráfico y que, en el contexto de la Revolución de 1917, se acercará al bolcheviquismo y trabajará para el gobierno revolucionario de Lenin (durante el estalinismo, su obra será menospreciada y perderá importancia). Su nombre es Alexandr Ródchenko (San Petersburgo 1891-Moscú 1956) y ha pasado a la historia como uno de los fundadores del constructivismo ruso. Me interesa explorar en esta ponencia la filiación entre la poesía revolucionaria de Mayo y la fotografía y el diseño gráfico que Ródchenko produce desde la “Mayakovsky-Ródchenko Advertising-Constructor” y desde el “Frente de Izquierda de las Artes”. Que Mayo haya conocido la obra del ruso es bastante probable, por la filiación ideológica de nuestro poeta y porque la de Ródchenko es una “obra icónica de influencia mundial” (“Alexandr Rodchenko”) y con ella está marcando, desde el centro de la Revolución misma, cuáles serán las directrices del nuevo arte revolucionario. Aquí, entonces, me propongo incorporar el constructivismo ruso a la genealogía de la producción poética revolucionaria de Mayo, en la que ya aparecen bien consolidados los mencionados dadaísmo y futurismo.

Con el advenimiento de la Revolución Rusa, en el ámbito cultural del país europeo, se evidenció una necesidad inaplazable: la de acercar a las masas a la producción artística contemporánea, para lo cual resultaba absolutamente necesario generar un nuevo arte que se correspondiera con los nuevos preceptos sociales y políticos instaurados por los bolcheviques. En ese escenario, la figura de Alexandr Ródchenko resulta trascendental ya que él va a ser el encargado del Museum Bureau, cuya actividad central gira en torno a “desarrollar preguntas teóricas sobre la creación de museos y la adquisición” de obras (Rodchenko, la traducción es mía). Asimismo, hacia finales de los 1920, será profesor en los Vjutemás, los talleres de la escuela estatal artístico-técnica. En el contexto ruso inmediatamente anterior a la Revolución, el pintor Kasimir Malevich y el escultor Vladimir Tatlin “habían creado estilos originales de abstracción, basados en las cualidades físicas de los materiales artísticos” (“The Russian Avant-Garde”, la traducción es mía); sin embargo, la vanguardia rusa resultaba absolutamente desconocida para la mayor parte de la población, y esto, desde la perspectiva de Lenin, significaba un problema que debía ser resuelto cuanto antes. Las discusiones en torno al nuevo arte, llevaron a Ródchenko, junto con su esposa, Várvara Stepánova, y otros artistas a formar el Primer Grupo de Trabajo de los Constructivistas, “cuya plataforma definía la obra de arte como un objeto que se refiere solamente a sí mismo –en palabras de Ródchenko, ‘la invención o el perfeccionamiento de algo, más que un reflejo o retrato’” (“New Cultural Institutions”, la traducción es mía).

El constructivismo tiene como objetivo aplicar la funcionalidad y al ser un movimiento que destaca lo tridimensional, las líneas de trabajo predominantes son la arquitectura, la escultura y el diseño industrial.  Los constructivistas utilizan materiales modernos y simples tales como madera, metal, yeso, alambre, plástico, cartón y vidrio y se dedican al diseño de carteles, de moda; producen tipografía, fotografía, arquitectura interior, propaganda e ilustración, entre otras, para portadas de libros. Algunas características de esta vanguardia son las siguientes: sus representantes no ven sus obras como arte, importan más la técnica y el proceso; está asociada a la producción industrial y sus composiciones son construidas matemáticamente; la obra se comunica con el espacio que la rodea o penetra (se valora la simultaneidad del espacio, el tiempo y la luz); sus elementos son de formas geométricas, lineales y planas; hace hincapié en lo abstracto, pero relacionado con la industria y la técnica; su estilo está basado en líneas puras y formas geométricas y pesadas; los objetos son funcionales; rechaza el arte burgués y evita el ornamento, y, finalmente, el uso de colores intensos (en afiches y objetos).[1]

Tanto para Ródchenko como para sus colegas constructivistas el objetivo central era acercar el arte a la vida cotidiana de las masas. A partir de 1921, privilegió la fotografía por sobre la pintura ya que esta se puede reproducir automáticamente. Walter Benjamin se ha referido a la importancia de la reproducción mecánica porque gracias a ella es posible que un espectador, que antes no estaba sujeto a esta posibilidad, se acerque al arte y destaca el contrapunto entre el valor de culto y el valor de exhibición. Con la reproducción técnica la capacidad de una obra de arte de ser exhibida “ha crecido de manera gigantesca” (Benjamin 53-54) y apela al hecho de “el trato con este sistema de aparatos [que exigen la técnica fotográfica y la cinematográfica] le enseña [al ser humano] que la servidumbre al servicio del mismo sólo será sustituida por la liberación mediante el mismo cuando la constitución de lo humano se haya adaptado a las nuevas fuerzas productivas inauguradas por la segunda técnica” (56-57). Ródchenko, en su trabajo fotográfico registró todo: “desde edificios o cadenas de montaje industriales hasta las actividades de los jóvenes pioneros […], con objetivos y ángulos inéditos en la época, como dinámicas diagonales o picados y contrapicados” (“Alexandr Rodchenko”). Se trataba, si seguimos a Benjamin, de generar una nueva sensibilidad en el espectador ya que la sociedad en ciernes así lo exigía.

Cuando pensamos en la obra de Mayo a la luz de toda esta información y reflexión en torno a la vanguardia constructivista, el primer poema en el que pienso no es uno de su producción poética revolucionaria precisamente, sino el que le da nombre a su libro El zaguán de aluminio. En él, el yo poético se refiere con profunda melancolía a su amigo dibujante, Nino Amanolik. De ese sujeto sabemos poco; solo que el propio yo poético le ha robado el dibujo de un zaguán que Amanolik creó “[…] seguramente, / para portada de algún libro” (Mayo 147). Como mencioné anteriormente, una de las tareas que con frecuencia llevó a cabo Ródchenko, a la luz del constructivismo, fue crear portadas para libros, tal como ha hecho Nino Amanolik. El hecho de que en la portada se vislumbre un zaguán nos remite a pensar en el trabajo arquitectónico: pero no en cualquier tipo de trabajo arquitectónico, porque si damos fe a lo que nos dice el yo poético, Nino Amanolik es un “viejo dibujante de cosas raras” (147). Esa rareza que el yo poético percibe se corresponde con el afán futurista de producir por fuera de los cánones establecidos y por fuera de toda relación con el arte del pasado. Lo raro es lo vanguardista, podemos estar de acuerdo con este postulado. Nino Amanolik bien podría ser un dibujante futurista que prefigura al diseñador constructivista: por lo raro de sus creaciones, por escoger dibujar figuras arquitectónicas. El gesto del yo poético es robar el dibujo de su amigo y colorearlo “con tinta aluminífera” (148); de ahí el nombre del poema y del libro. El zaguán es el espacio que sigue a la puerta principal de una casa, el espacio que conecta el exterior con el interior. Me parece sugerente leer al zaguán como el umbral que va a conectar el primer espíritu vanguardista de Mayo con el aliento, asimismo, vanguardista de su producción poética revolucionaria. En la Europa de la década de 1910, las vanguardias en general surgen de un espíritu rebelde, impertinente y antipasadista, y en la década de los veinte, muchos de esos movimientos seguirán caminos afines a la consigna revolucionaria. Asimismo, en Mayo podemos observar el mismo paso de su producción poética de inicios de los veinte (futurista y dada) hacia una poesía que va a hacer uso de las nuevas formas con un afán transformador, no solo de la poesía misma, sino de la sociedad en términos amplios. El aluminio, material del que está hecho el zaguán de Mayo, es uno de los elementos más utilizados en el ámbito industrial en los siglos XX y XXI, elemento apreciado por los constructivistas ciertamente, por tratarse de un material económico y fácilmente reciclable. La materia del zaguán será la sinécdoque más evidente de la que me valgo para proponer que la poesía revolucionaria de Mayo sigue el camino del constructivismo soviético.

En El puño en alto. Poesía revolucionaria, encontramos el poema “Frente Único”. Sobre el problema que representa en el contexto de los primeros años de la Revolución Bolchevique la constitución de un Frente Único, Trotsky reflexionó en un escrito de 1922 titulado “Las tácticas del Frente Único”. Ahí se refiere al hecho de que “las masas obreras sienten la necesidad de la unidad de acción: de unidad para resistir el ataque del capitalismo, o de unidad para tomar la ofensiva en su contra”. El poema de Mayo tiene una estructura bipartita que se repite de inicio a fin y evoca la arenga final del Manifiesto del Partido Comunista de 1848 de Marx y Engels:

por las alas de los aeroplanos que

aspiran las líneas insaboras

unámonos

por los corazones uvas dormidas que

han roto las cerraduras del cielo

unámonos

por los hilos transmisores de

parentesco irregular

unámonos (185)

Ese llamado al que convoca nuestro poeta bien podría dibujarse con la siguiente imagen:

rodchenko-books.jpg

(Seguramente reconocemos esta fotografía porque en nuestra contemporaneidad se le ha dado infinitos usos que incluyen la portada del segundo disco de la banda escocesa de indie rock, Franz Ferdinand:

portada de disco

)

Originalmente, el cartel de Ródchenko fue compuesto para la editorial Gosizdat y la mujer con la mano en su boca grita “Libros” (en ruso, obviamente). La arenga deviene entonces parte fundamental de esta estética: el llamado es colectivo, se incluye a todos en el mismo. La sociedad comunista debía convertirse en una sociedad de lectores.

Pero, ¿a quién o qué busca unir en acción en este poema, a quién arenga y qué tipo de comunidad busca formar a partir de esta unión? Los elementos que se encuentran en “Frente Único” parecerían en primera instancia no ser orgánicos o no tener mayor relación entre ellos: se refiere al olor de la biblioteca, a las mujeres éter, a las noches cojas, a los parques, a las raíces de las fábricas, a la velocidad con que camina el cortejo, y así. En esa numeración excéntrica, sin embargo, aparecen algunos elementos que coinciden en su vinculación con la geometría: las alas de los aeroplanos que aspiran a líneas insaboras, la hecatombe que producen las líneas rectas, la calefacción del triángulo de la vida, la espiral alucinada. Esa tendencia a dibujar en el poema líneas rectas o no que a la vez conformarán elementos conocidos o nuevos es típica de la fotografía y el diseño constructivistas y más específicamente de la obra de Ródchenko. Aquí cabe recordar que, en la construcción de la nueva sociedad comunista, Lenin se enfrenta a una población iletrada con un índice de analfabetismo del 70% y por lo mismo veía en las expresiones visuales, especialmente las de la fotografía, su más efectiva herramienta. Para Ródchenko, “solo la cámara es capaz de reflejar la vida contemporánea” (Secher citado en “Alexander Rodchenko”):

 

123.jpg

Sobre la cuestión de los planos, Ródchenko sostiene: “En fotografía existe el viejo punto de vista, el ángulo de visión de un hombre que está de pie sobre el suelo y mira en dirección recta hacia adelante, o como lo denomino, hace ‘planos de ombligo’ […] Combato este punto de vista y lo seguiré combatiendo” (Newhall citado en “Alexander Rodchenko”). Transpolando esta reflexión al proyecto poético de Mayo, el gesto revolucionario típicamente constructivista de su obra, nos remite a la necesidad de generar nuevos puntos de vista respecto de la materialidad del mundo, es decir, mirar desde nuevos lugares el mundo objetual y el de las relaciones humanas para desde ahí generar el ángulo inesperado y, por lo tanto, la posibilidad de una nueva sensibilidad ante lo ya conocido. No es posible seguir mirando el mundo, las relaciones sociales y la vida y generar los mismos “planos de ombligo” de siempre, “planos de postal” que diría el propio Ródchenko. Esto significa mirar más allá de uno mismo, mirar el afuera y sus nuevas potencialidades. Esta “visión nueva” (Mayo 187) incorporará “la embajada proletaria al corazón del orbe” (187). Y ese sujeto proletario que anticipa Mayo incorpora al montubio como la base sobre la cual se forjará el hombre nuevo. Tanto en su “Exaltación del montubio” como en su “Canto al montubio” (ambos de El puño en alto), la invitación es ver al montubio como parte fundamental de los procesos económicos que sostienen al país: “Necesario en invierno, necesario en verano. / Palanca de todas las cosechas” (198). No puede construirse un Estado nación dejando por fuera a este grupo humano. Esa incorporación ha de hacerse con la justa certeza de que no es una carga, no es un sujeto inferior, sino que, con su trabajo, está trazando –desde las bases– la modernidad posible del Estado.

Así como el proyecto constructivista de Ródchenko y su generación no tuvo cabida en el estalinismo, que promulgaba el realismo social en todas las esferas del arte y la creación, el desencanto que vive Mayo respecto del camino que sigue la política partidista de izquierda en el Ecuador se va a sentir en su producción poética. El caso de la publicación de El zaguán de aluminio en 1982 es elocuente en ese sentido. Si bien se trata de la publicación de un libro que fue reescrito porque el original desapareció en los veinte, el sentido profundo de esa escritura es vanguardista: dada y futurista. Ese gesto anacrónico en apariencia, en realidad, tiene un trasfondo político potente: recordarnos que hay que dejar de ver el mundo desde la misma perspectiva de siempre, que es posible que el lenguaje nos fascine en su insensatez, que las formas de lo que construimos en el cotidiano tienen que rebelarse, siempre y sin excepción, ante las formas viejas y caducas. Deben ser, en este sentido, siempre revolucionarias.

Bibliografía:

“Alexander Rodchenko, fotógrafo revolucionario”. Oscarenfotos.com 11 mayo, 2013. 22 octubre, 2017 <https://oscarenfotos.com/2013/05/11/alexander-rodchenko-la-revolucion-fotografica/#_edn44&gt;.

“Alexandr Rodchenko, el artista bolchevique que revolucionó la fotografía”. El Confidencial 8 febrero, 2008. 22 octubre, 2017 <https://www.elconfidencial.com/cultura/2008-02-08/alexandr-rodchenko-el-artista-bolchevique-que-revoluciono-la-fotografia_365272/&gt;.

Benjamin, Walter. La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica. México D.F.: Itaca, 2003.

“Características del constructivismo”, 22 octubre, 2017 <https://historialdedisenio.wordpress.com/2008/07/29/caracteristicas-del-constructivismo/&gt;.

“Constructivismo Ruso”, 22 octubre, 2017 <http://teoriahd.blogspot.com/2012/03/constructivismo-ruso.html&gt;.

Mayo, Hugo. Hugo Mayo. Quito: Casa de la Cultura Ecuatoriana, 2005.

“New Cultural Institutions”, 22 octubre, 2017 <https://www.moma.org/interactives/exhibitions/1998/rodchenko/texts/new_cultural.html&gt;.

Rodchenko, Aleksandr. “Report on the Factual Activities of the Museum Bureau. Incorm. 3, 2012. 22 octubre, 2017 <http://www.incorm.eu/journal2012/InCoRM%20Journal%20V3%202012%20Online%20Report.pdf&gt;.

“The Russian Avant-Garde”, 22 octubre, 2017 <https://www.moma.org/interactives/exhibitions/1998/rodchenko/texts/russian_avantgarde.html&gt;.

Trotsky, León. Las tácticas del Frente Único, 22 octubre, 2017 <https://www.marxists.org/espanol/trotsky/1922/03-1922.htm&gt;.

[1] Esta información ha sido tomada de dos sitios: “Características del constructivismo” en https://historialdedisenio.wordpress.com/2008/07/29/caracteristicas-del-constructivismo/ y “Constructivismo Ruso” http://teoriahd.blogspot.com/2012/03/constructivismo-ruso.html.

 

Publicado en Análisis, Invitados | Etiquetado , , , | Deja un comentario